Ni siquiera recuerdo cuál fue el tema-inducción a Ricardo Arjona. Casi seguro no tuvo que ver con el verbo o el sustantivo, ni con la doña de las cuatro décadas, mucho menos porque en aquel momento andaba en mis 20’s. Posiblemente los primeros dardos a las entrañas vinieron con la Historia de taxi pero no…