Arjona puso la seducción y el romanticismo en una fría noche de Viña del Mar – Ricardo Arjona