Donde no hay honor, hay caos. – Ricardo Arjona